<data:blog.pageTitle/>

This Page

has moved to a new address:

http://www.mamirami.es

Sorry for the inconvenience…

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
Mamirami: Colechar, lactar y portear para niños más inteligentes criar: Segunda parte (El Porteo)

jueves, 31 de enero de 2013

Colechar, lactar y portear para niños más inteligentes criar: Segunda parte (El Porteo)

(El post Colechar, Lactar y Portear para niños más inteligentes criar, está formado por tres partes, ésta es la segunda, puedes leer la primera parte pinchando aquí y la tercera parte pinchando aquí)



Desde mi propia experiencia, puedo deciros, que el porteo es maravilloso, otro de los grandes regalos de la maternidad, cien por cien recomendable. Cuando tu hijo se duerme pegadito a ti, le sientes acurrucarse en tu regazo es una sensación indescriptible, además, tener las dos manos libres ayuda, y mucho :).






Que el contacto piel con piel es una gozada para la mamá y el peque no es ningún secreto, pero además, estar a un beso de distancia tiene múltiples beneficios:


  • Los bebés en contacto directo con sus padres se sienten más seguros, lo que les permite estar más atento a su entorno, aprender y desarrollar confianza para explorar por sí mismo cuando comiencen a desplazarse solitos.
     
  • Favorece la lactancia, pues el contacto con la madre estimula la producción de leche, y además, porque permite amamantar al niño mientras se portea.
     
  • Favorece la estimulación temprana, pues el niño, al estar a nuestra misma altura le hacemos partícipe de nuestro entorno, y esto se traduce en un continúo tráfico de estímulos a nivel emocional, sensorial, afectivo, cognitivo... El bebé observa y aprende, y esto es significativas ventajas educativas.
     
  • A nivel óseo, una correcta posición de porteo favorece una correcta formación de las caderas y la espalda.
     
  • La cercanía de los padres con el bebé ayuda a detectar con rapidez las necesidades de los niños (hambre, caca, sed, mimos...) esto hace que sean rápidamente cubiertas y por eso, los niños porteados lloran menos y confíen más.
     
  • El porteo favorece la expulsión de gases, altamente beneficioso para reducir los cólicos.
     
  • Favorece los sistemas digestivo y respiratorio.
     
  • La postura vertical es ideal para aliviar el reflujo.
     
  • El suave masaje que les proporciona a los niños al ir porteados les relaja y les ayuda a conciliar el sueño.
     
  • El contacto piel con piel es un estímulo enorme que colabora directamente con el desarrollo neuronal del bebé.

Es importante saber que los niños nunca deben ir porteados mirando hacia fuera, pues esa posición hace que su peso se descargue sobre sus genitales, y que no reparta adecuadamente, además, no pueden apoyar la cabeza y dormirse o descansar cuando así lo deseen. Las postura idónea del porteo es la que se denomina “la ranita:




No hay que olvidarse de seguir unas pautas para un porteo seguro, como asegurarse que las vías respiratorias del niño quedan libres, que el portabebés está bien sujeto o que la postura del bebé es la adecuada.

Con el porteo, rescatamos el instinto de llevar encima a nuestras crías, y, de nuevo, vemos que esta vuelta a lo natural conlleva numerosos beneficios para nuestros hijos.


Apéndice:

- Próximamente, publicaré un post con los diferentes portabebés que existen, las ventajas de cada uno, y las diferentes posturas de porteo. 

- Gracias a Brazos y Abrazos por la mayoría de las ilustraciones :)

Etiquetas: , , , ,

5 comentarios:

A las 2 de febrero de 2013, 21:20 , Blogger Mamma o mamá, quien soy!? ha dicho...

Buen articulo!! estoy esperando ansiosa estrenar mi fular (todavia esta la piccola en la pancita!) Beso

 
A las 3 de febrero de 2013, 0:26 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

Te va a encantar, ya veràs :))

 
A las 4 de febrero de 2013, 13:34 , Blogger Raquel ha dicho...

Me encanta portear, loq eu me da rabia e sno haber conocido más este mundillo antes, me hubiera en cantado llevar a Bb en un fular, a lo mejor hubiera sobrellevad mejor esos primeros meses, y seguramente hubiera aprovechado más el tiempo y la sensación debe de ser preciosa. Ahora tengo una ergonómica ( justamente la de la foto) y le encanta.
Buen artículo guapa!
Besitos

 
A las 12 de febrero de 2013, 0:45 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

Pues justo esto pienso yo, eso mismo, y eso que yo empecé cuando el cachorro tenía dos meses, pero si tengo otro nene, lo haré desde el minuto cero :)

 
A las 6 de marzo de 2013, 9:28 , Anonymous Susana ha dicho...

Hola a todas, yo uso el fular con mi peque desde que nació y me parece estupendo, lo único es que he aprendido sola con tutoriales y siempre me queda la duda si esta bien colocada y no le haré daño. Un saludo.

 

Publicar un comentario

En Mamirami nos encanta leerte, déjanos tu comentarios :)

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal