<data:blog.pageTitle/>

This Page

has moved to a new address:

http://www.mamirami.es

Sorry for the inconvenience…

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
Mamirami: Niños descalzos: Más inteligentes y felices

jueves, 10 de enero de 2013

Niños descalzos: Más inteligentes y felices

Resulta que mi hijo ha ganado la batalla, ya paso, dimito, si quiere ir descalzo, pues que vaya. Y es que cuando el trabajo de mamá de ponerle el zapato (apato como él dice) es mucho más trabajoso que el del hijo de quitárselo, es la hora de tirar la toalla.






No los quiere, los aborrece, nada más ponérselo te mira con cara de – Ni de coña empieza a empujar con la punta de uno el talón del otro, y ya está, además, es todo un experto no os creáis, porque se ha especializado y lo hace en décimas de segundo ya, visto y no visto, y nada más quitarse los zapatos, tira con fuerza y tesón de los calcetines, y ale, ya se va corriendo de lo más feliz con sus pies descalzos en contacto directo con el suelo.

Y la verdad, qué queréis que os diga, ha salido a su madre. Yo odio los zapatos, y los calcetines no digamos... adoro ir descalza, me encanta. De hecho siempre he pensado que me encantaría poder hacerlo todo el día, envidio profundamente a los hobbies de Tolkien, todo el día descalzos sin su madre ni su abuela detrás:



Y al hilo de estos acontecimientos descalceros he recordado, que cuando nació el cachorro y me empapé de información de todo tipo, leí un artículo que hablaba de la importancia de que los bebés estén descalzos, y es que, los pies son una forma más de conocer el mundo para los niño, sus pequeños piececitos son altamente sensibles y les sirven para recibir y procesar información del mundo que les rodea.

Isabel Gentil G., profesora de la Escuela Universitaria de la Universidad Complutense de Madrid, escribió un enriquecedor artículo que aborda este tema, al que tituló “ Podología preventiva: igual a niños más inteligentes” y en él, la autora relata cómo el movimiento físico y el estímulo sensorial del bebé descalzo a través de sus pies sirve para acelerar la maduración y el desarrollo intelectual del niño.

De ahí, podemos responder a una de las preguntas del millón ¿Porque los niños se empeñan en descalzarse una y otra vez, como si los zapatos fueran un tremendo estorbo? Pues parece que está claro, los zapatos efectivamente son una tremenda barrera para su libertad, les privan de sensaciones y, además, probablemente, también les molesten, no olvidemos que sus jóvenes pies no están acostumbrados a los zapatos como nos ocurre a los adultos.

Por tanto, señores, yo abandono la lucha de correr detrás de mi hijo con los zapatos en la mano gritando como una posesa, si quiere ir descalzo que vaya, es bueno para él ( y para mí, que menudo descanso) y además, me encanta ver sus pequeños y rechonchos pies al aire, así, sin censura.

Etiquetas: , ,

14 comentarios:

A las 10 de enero de 2013, 17:08 , Blogger Raquel ha dicho...

jejeje, el mio está igual, y me desquicia! es otro dia le compré unas botitas monísimas, y el tio se las quita y luego las coge y las babea , ainsss yo me estiro de los pelos, peor es que luego van los calcetines y luego lo tengo malo a todas horas!
En fin, al final tirarñe la toalla porqeu este hijo mio es mu cabezón. ejjeje
Un besito

 
A las 10 de enero de 2013, 18:40 , Blogger Zulema de Mamá es bloguera ha dicho...

iQué buen articulo! En casa la verdad es que el tema nunca ha preocupado Mucho porque casi todo solemos ir descalzos siempre y aquí seguimos vivos Jeje un besote preciosa!

 
A las 10 de enero de 2013, 19:09 , Blogger Nuria ha dicho...

Jejeje tu peque estará feliz con la decisión que has tomado, muy pronto te lo dirá con su lengua de trapo, que por lo que he leído en entradas anteriores, ya está empezando a adquirir mucho vocabulario.
Besitos

 
A las 11 de enero de 2013, 16:07 , Blogger Mamma o mamá, quien soy!? ha dicho...

Me encantó!!! yo soy de esas que lo primero que hacen al llegar a casa es sacarse los zapatos. veremos como será mi piccola cuadno salga de la panza.

 
A las 11 de enero de 2013, 18:10 , Anonymous madre estresada ha dicho...

Yo creo que perdí esa batalla antes de que mis hijos nacieran, No a las zapatillas!!!

 
A las 11 de enero de 2013, 23:15 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

Eso, eso !! No y no :)

 
A las 11 de enero de 2013, 23:17 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

Yo igual, me encanta descalzarme nada más llegar a casa, o al montar en el coche, o en cualquier momento... ;) Seguro que la peque igual

 
A las 11 de enero de 2013, 23:18 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

La verdad es que sí, se le feliz correteando con sus pies descalzos por toda la casa :) Gracias por no perderte ni una guapísima :) Un placer tenerte por aquí !!

 
A las 11 de enero de 2013, 23:19 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

¡ Gracias guapa, todo un honor viniendo de una súper blogera como tú ! :) Y sí, vivan los pies descalzos :)

 
A las 11 de enero de 2013, 23:20 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

En cuanto pille anticuerpos, ya verás que no pasa nada por ir descalzo todo el día, él encantado y tú sin preocuparte de calzarle una y otra vez...

 
A las 12 de enero de 2013, 12:06 , Blogger Una mamá bloguera ha dicho...

Yo también leí ese artículo que dices. El mío no pone muchos problemas a los zapatos y calcetines, así que hay días que le pongo zapatillas, otros calcetines antideslizantes, y él la mar de feliz ;)
Lo que me molesta más es lo típico del día que lo llevas con calcetines y ya tienes a la familia diciendo que si se va a constipar, etc etc... en fin...

 
A las 12 de enero de 2013, 20:27 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Yo ya supere está etapa, ya estoy en la adolescencia y preadolescencia, pero lo que me ha llamado la atención es lo que dices de la maduración. No se sí estará relacionado o no pero mi hija, la pequeña es antizapatos o derivados desde bebe y mi hijo , el mayor, pocas son las veces que anda descalzo del todo, siempre lleva algo aunque sean unos calcetines. Pues bien, quiero decir con esto que mi hija siempre ha sido más madura e independiente que mi hijo. Tendrá esto algo que ver?????? Por cierto, yo seré una madre un poco atipica, nunca he corrido detrás de más hijos para que comieran , no andarán descalzos y cosas de este tipo. Dentro de unos limites he respetado su libertad como individuos para decidir. Por qué tengo que llevar a mi hija toda abrigada cuando ella no tiene el mismo frío que yo??? Yo sólo recuerdo que cuando yo era pequeña siempre tenía calor, cuando llovía me encantaba mojarme , meterme en los charco y tenía siempre las rodillas llenas de postillas y sí, soy de esa generación que nos bañaban una vez a la semana y durante semana nos hacían el lavado del gato y he sobrevivido. Hemos evolucionado para mejor, pero algunas vecesno sé deja a los niños ser niños, la sobreproteccion no es buena.

 
A las 19 de enero de 2013, 16:31 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

Jo, pues qué suerte, porque este hijo mío, ni con unos de cordones que le he comprado para ir por la calle... mira que se los ato bien atados, pues el tío se da maña y bota y calcetín fuera... y claro, por casa ya hace tiempo que le dejo ir descalzo, pero por la calle como que no es plan... y encima eso, toooodo el día escuchando críticas... ¡ Qué rollo !

 
A las 19 de enero de 2013, 16:34 , Blogger Elena Mejías Sánchez ha dicho...

No podría estar más de acuerdo y de verdad, me resulta una gozada leer comentarios como el tuyo por mi blog :) Significa que no soy la única madre loca que no hace lo que se supone "típico" de la maternidad... :))

Justo en ese tema de la sobreprotección pensaba hoy cuando una madre en el parque le dice a su hijo que no corra no se vaya a caer y ensuciar la camisa... el pobre niño jugando despacio y sin apenas moverse para no ensuciarse y no enfadar a mamá... Hay que dejar a los niños ser niños...

Un placer leerte por mi blog :))

 

Publicar un comentario

En Mamirami nos encanta leerte, déjanos tu comentarios :)

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal