<data:blog.pageTitle/>

This Page

has moved to a new address:

http://www.mamirami.es

Sorry for the inconvenience…

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
Mamirami: Terrores nocturnos: El cómo y el porqué de este trastorno del sueño

miércoles, 12 de junio de 2013

Terrores nocturnos: El cómo y el porqué de este trastorno del sueño

Fuente imagen: www.kidsinmadrid.com
Anoche, mi hijo tuvo por segunda vez un episodio de terror nocturno y, tal y como ya me había instado, son terribles, te sientes impotente y el problema es que no hay nada que puedas hacer mientras dura el episodio.

En el caso de mi hijo los dos episodios han tenido un patrón muy similar, han ocurrido a la hora u hora y poco de haberse acostado, las dos veces lloraba y chillaba con muchísima angustia, de hecho, anoche, gritaba mamá entre sollozos y gritos de una manera que a mí me partía el alma, además, se sentaba en la cama, no había manera de calmarlo y en ambas ocasiones, estaba profundamente dormido.

Así que he hecho un poco labor de investigación y estoy es lo que he recopilado:

Los terrores nocturnos son un trastorno del sueño del grupo de los parasomnias.

Patrón de los terrores nocturnos:

- Se produce en la primera etapa del sueño, aproximadamente, entre una hora o dos después de haberse dormido el niño.

- Se dan en una fase del sueño muy profunda, la fase no REM (Al contrario que las pesadillas que ocurren en fases del sueño más superficiales).

- El niño se encuentra profundamente dormido.

- El niño puede incorporarse, chillar, sentarse en la cama súbitamente, puede tener incluso los ojos abiertos (aunque esté profundamente dormido), agitarse e incluso levantarse de la cama.

- A los 10 - 20 minutos el episodio suele remitir y el niño continúa durmiendo.

- Hay que estar con ellos para impedir que puedan hacerse daño, intentar tranquilizarlo y, sobre todo, no tratar de despertarlo, ya que podría agravar el episodio.

- Es posible que el niño, al no percatarse de nuestra presencia, trate de apartarnos y separarnos de su lado.

- Si el niño se levanta, hay que reconducirlo de nuevo a la cama sin despertarlo y hablándole con suavidad.

- Lo ideal es esperar a que el episodio siga su curso natural, vigilando que no se haga daño o no se levante.

- Los niños no suelen recordar haber sufrido el episodio.

Sobre su continuidad en el tiempo,son episodios ligados a la maduración cerebral, por lo tanto, los terrores nocturnos suelen remitir de forma natural a medida que el niño crece y no tienen efectos traumáticos ni duraderos en el niño.

No existen unas causas definidas y aceptadas comúnmente sobre qué causa los terrores nocturnos, pero se cree que puede tener un carácter genético (se estima que en el 80% de los casos, los niños que los sufren tienen padres que padecieron estos episodios). Además, se cree que también pueden influir otros factores como procesos febriles, situaciones estresantes relacionadas con el día, dormir en entornos nuevos o la toma de ciertos medicamentos.

He preguntado por las redes sociales por la experiencia de mamás con estos episodios de terrores nocturnos y esto es lo que me han contado:

Maite Barragan: El verano pasado pasamos por ello con mi hijo mayor. Se "despertaba" (no lo hacía pero lo parecía) gritando, llorando y muy agitado. Al principio intentaba abrazarlo y calmarlo pero era mucho peor así que probamos a hablarle e intentar saber qué era lo que estaba soñando en ese momento y le seguíamos la corriente y él se iba calmando. Cuando ya estaba casi relajado era cuando se dejaba abrazar y hacer mimos hasta que volvía a coger el sueño. Espero que te sirva de algo.

Marisa Madres Estresada.:Cuando cambiamos de casa, mi hermana tenía como 7 años, las pesadillas eran atroces, no sé lo que duraban, pero a mi se me hacían eternas, y mi madre no hacía más que abrazarla hasta que se la pasaba, de pronto, se relajaba y seguía durmiendo como si nada, supongo que tendrían que ver con la casa nueva, de todas maneras, sigue hablando en sueños y ya tiene hijas de 30 años. Mi sobrino era más pequeño, le ocurría a las dos horas más o menos de irse a la cama, sus padres le "despertaban" un rato antes de las dos horas, le cambiaban el ciclo de sueño y ya no las tenía. Mis hijos es que llega la hora de dormir y duermen, afortunadamente no lo han sufrido, pero imagínate con 7 años cuando lo de mi hermana, para mí era horroroso

Noelia Martínez M.: A mi hijo mayor le pasaba alrededor del año y medio,se ponen a gritar y el mío con los ojos abiertos y no nos reconocía es angustioso,pero luego se le pasaron y hasta el día no ha tenido más.

Gloria Bernet: Mi hijo tuvo tres bastante seguidos alrededor del año. Pero después se pasaron y no han vuelto más. Ahora tiene casi cuatro años y ni siquiera tiene pesadillas (duerme con nosotros, eso sí).

Helen López V.: Yo lo viví con mi sobrino y me funcionó encender la tele, Disney me ayudó mucho en esa ocasión :)

Carla Merino G.: Mira a mí la experiencia me ha enseñado que no vale la pena decirle a los niños que los monstruos no existen porque le va a asustar de todas formas por mas q le digas q son sólo cuentos o películas. Yo utilizaba la táctica de hacer con el un ritual "mágico" antes de dormir q le protegeria de todo y sobretodo que aprenda que nuestra casa es nuestro Santuario qué es un lugar sagrado y protegido y que en ellas nada malo nos puede pasar, pero claro tenía 3 años ya. Para más bebes lo único que se puede hacer es que se vayan a dormir lo más relajados posible y que no tengan malas experiencias ni lloreras una hora antes de dormir también se aconseja que no vean la tele una hora antes de dormir ni juego que sea algo progresivo y relajado para qué se acuesten en estado relajado

Eva Maria G: Daniel ha estado algo mas de dos meses con terrores nocturnos. El pobre se despertaba cada 40 o 50 minutos durante toda la noche, llorando desconsoladamente. Según mi pediatra,no es que tengan miedo de nada,simplemente que algunos niños en el cambio del sueño REM al RAM, experimentan eso, los terrores, y no se sabe muy bien por qué. Que ellos no se enteran de nada y por la mañana cuando se despiertan,no se acuerda tampoco de nada.

Yo lo cogía en brazos he intentaba consolarlo (siempre sin despertarlo,porque dicen que es mejor), pero él me apartaba de su lado,no quería ni que lo cogiese, ni que lo abrazase....ni siquiera que lo tocase. Esto con él en todo momento dormido. El pobre se alteraba mucho, entonces yo lo pasaba a mi cama para que por lo menos me sintiera cerca. Bufff,que malas noches pasaba....pero no por no dormir,si no por la impotencia de no poder hacer nada para tranquilizarlo, me sentía fatal por él.  De esto te estoy hablando que le ha dejado de pasar hace como dos o tres meses, así que lo tengo reciente todavía. Y yo siempre desde que nació he seguido una rutina y nunca por la tarde noche juego con él a cosas que le exciten,ya son juegos mas tranquilos para que después no le cueste conciliar el sueño.

@helplactancia: Mi hijo ha tenido dos la semana pasada, salió al salón gritando y llorando, yo le abrazo, le beso y le canto.

Inmaculada Modroño D: Mi hija mayor, que ahora tiene 5 años, los ha tenido desde que tenía un año y los sigue teniendo. Es realmente angustioso. Al principio, cuando era un bebé y no hablaba, lo único que podíamos hacer era cogerla en brazos y consolarla, hasta que se iba calmando. Más mayor, cuando ya hablan, hay que intentar que se vayan despertando, pero sin sobresaltos, hablarles con voz tranquila, llamarles por su nombre, incitarles a que se sienten o hagan algún movimiento consciente, como coger un vaso de agua por si mismos y beberlo, así conseguimos que vuelvan a ser conscientes, porque aunque tengan los ojos abiertos siguen dormidos e inmersos en su pesadilla. Después siempre intentamos que nos relaten lo que recuerden del sueño-pesadilla, de esa forma se dan cuenta de que es realmente eso, un sueño, y de que nosotros estamos ahí para que nunca les pase nada. Lo que yo me pregunto es porque a unos niños les ocurre y a otros no, porque mis otros dos hijos no los tienen, el mediano, de 4 años, alguna vez se ha despertado con una pesadilla, pero nunca como la hermana, y es que él realmente si que se despierta y cuando nos ve aparecer al padre o a mi, se calma... 

@tesorintesorete: A mí me iba bien abrazarle y cantarle. A él no sé si le servia, pero a mí sí.

La mamá autora del blog " Cuando la Manada duerme " me ha mandado un link a un post suyo sobre el tema ¡ Gracias ! Podéis verlo pinchando aquí.

Etiquetas: , , ,

5 comentarios:

A las 12 de junio de 2013, 14:45 , Blogger adormir ha dicho...

Me ha gustado mucho este post!! Me ha parecido muy interesante. Mi hija no ha sufrido nunca ningun episodio igual xo va bien estar informado x si a caso.
Es curioso las malas pasadas que te juega la mente a veces incluso durmiendo!!... Un besazo

 
A las 13 de junio de 2013, 16:00 , Blogger soledad rodriguez lopez ha dicho...

Te he concedido un premio!! http://sole-loka-13.blogspot.com.es/ pasate por mi blog y recógelo

 
A las 13 de junio de 2013, 19:16 , Blogger Aida Cocho ha dicho...

Hola te he dejado una sorpresa en mi blog http://aidaerian.blogspot.com.es/2013/06/premio-otorgado-por-httpmadredelsigloxx.html
Un saludo

 
A las 13 de junio de 2013, 23:42 , Blogger Johanna Arco ha dicho...

buenisimo post!!gracias!!

 
A las 18 de septiembre de 2013, 13:45 , Blogger Maite Onaindia ha dicho...

yo dejo aquí una sugerencia para quien le interese: En la terapia de Flores de Bach hay una flor que es expresamente para "terrores nocturnos": Rock Rose. consultar forma de aplicación. Yo la estoy usando con mi hijo. un abrazo y felicidades por el blog!

 

Publicar un comentario

En Mamirami nos encanta leerte, déjanos tu comentarios :)

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal