<data:blog.pageTitle/>

This Page

has moved to a new address:

http://www.mamirami.es

Sorry for the inconvenience…

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
Mamirami: Un parón para reflexionar: menos "noes" y más "porqués"

viernes, 25 de octubre de 2013

Un parón para reflexionar: menos "noes" y más "porqués"


Ayer leía en una revista que un niño oye de media 400 noes al día ¡400! y este dato me caló hondo, me paré a pensar y me di cuenta de una realidad: Yo soy una de esas madres que llegará a esa media, o estará muy cerca... 

No quiero ser una madre de no a todo, ni de los horribles "porque sí" o "porque yo lo digo" que tanto he odiado en mi niñez, creo que ha llegado el momento de coger aire y cambiar las tornas, si practico una crianza con apego, empática, en la que la opinión de mi hijo cuenta tanto como la de papá o la mía ¿Por qué utilizo el "no" como respuesta tantas veces al día?

Es obvio que si mi hijo quiere tocar el horno caliente o utilizar un cuchillo como juguete, no le voy a dejar, pero ¿Por qué no cambiar el "no" por "cuidado que el horno quema" o "jugar con un cuchillo no es una buena idea, mejor utiliza una cuchara de palo" (por ejemplo)?

Es muy importante darse cuenta de que tanto la personalidad como la autoestima de nuestros hijos está forjándose en estos momentos y que somos su ejemplo más directo y representativo. Todo lo que hacemos y decimos a nuestros hijos les queda registrado, son imitadores natos y están aprendiendo a cada segundo.

Haciendo gala de la crianza empática que practico con mi hijo, me pongo en su lugar y pienso ¿Cómo me sentiría si siempre, a todo lo que intento hacer, me contestarán con ese monosílabo tan socorrido? Creo que llegaría un momento en el que me sentiría frustrada, dolida y coartada, esa negatividad, aunque no lo veamos, pesa, pesa mucho.

Yo misma me he dado cuenta de que en ocasiones utilizo el "no" de forma muy egoísta, por ejemplo, cuando está sacando todos los juguetes y esparciéndolos por la casa justo antes de ir a dormir, ese "no", que en ese momento es firme y directo, no lo hago porque realmente piense que es peligroso, si no porque estoy cansada y no quiero ponerme a recoger. Y luego, me doy cuenta de que mi hijo ha hecho eso porque está buscando su peluche favorito para irse a la cama... y reflexiono ¿Es realmente tan importante la limpieza, el orden? ¿O es más importante que mi niño sea niño?

Nunca me cansaré de decir que la maternidad es un constante aprendizaje, un continuo pararse a tomar aire y pensar, reflexionar... y este ha sido uno de mis momentos de darme de cara con la madre que desde que me quedé embarazada sabía que no quería ser y de saber que es el momento de darle una vuelta de tuerca y cambiar.

Prometo menos "noes" y más "porqué", prometo recordar que eres un niño, que estás aprendiendo y que no quiero ser una madre de "por que sí, porque yo lo digo".

Recuerdo muchas veces el maravilloso texto de Jessica Gómez, el cual me apasiona y me sé de memoria, y procuro hacer resonar en mi cabeza tantas veces como puedo, porque es totalmente cierto: Tú serás madre toda tu vida, él sólo será niño una vez. No lo olvidemos.

Etiquetas: , ,

7 comentarios:

A las 25 de octubre de 2013, 15:04 , Blogger ANANDA mOOntsEsteban ha dicho...

Desde que leí que el cerebro no entiende esta palabra que reflexiono sobre mi abUSO del NO ... Y en cuanto supe que iba a ser mamá me planteé en serio cambiar este monosílabo por (como bien comentas) dar mejores explicaciones pero de verdad que es un trabajo arduo. Un vicio muy instaurado y difícil de cambiar u_u

 
A las 28 de octubre de 2013, 10:43 , Anonymous Anónimo ha dicho...

A mi hijo le ha dado por subirse a la trona cual escalador nato... Tiene 14 meses y consigue subirse como si fuese una escalera de gato y girarse para quedar de pie, haciendo equilibrismo mirando adelante. Pues he optado por cambiar el "no te subas ahí" por el te enseño a bajar para que no te abras la cabeza.

A mi hija le enseñé a bajar de la cama y el sofá después de que se cayera de cabeza y acaba siendo más práctico que decirle constantemente "no te subas que te vas a caer".

Belén - Tellmon_LLR

 
A las 28 de octubre de 2013, 11:19 , Blogger Pepita Pérez ha dicho...

Muy buena reflexión, estos días he estado dándole vueltas al tema y opino como tú. No es fácil, pero si intentamos ponernos en su lugar estoy segura que lograremos resolver más de una situación sin tener que utilizar el tan recurrido no.

Un abrazo

 
A las 30 de octubre de 2013, 11:20 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Cierto que es un trabajo arduo, a mí se me escapan muchas veces sin darme cuenta ufff, complicado pero muy necesario, pienso yo :)

No sabía que el cerebro no asimilase esa palabra, ahora lo entiendo todo xD

¡Besos!

 
A las 30 de octubre de 2013, 11:22 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

¿Te puedes creer que mi hijo hace exactamente lo mismo? ufff A mí me da pánico imaginarme el golpe que puede dar, hay que tener mucha decisión para sentarse a explicarle, pero mira, la idea de enseñarle a bajar me parece muy muy buena :)

Y sí, estoy de acuerdo, mucho más práctico :)

¡Un abrazo!

 
A las 30 de octubre de 2013, 11:22 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Es un arduo trabajo, pero creo que sin duda merece la pena :)

¡Un abrazo guapa!

 
A las 7 de noviembre de 2013, 18:45 , OpenID laprincesitaaventurera ha dicho...

Uf, ya también me peleo con mis "Nos"... El que veo más difícil ahora mismo es el de meterse cosas en la boca XD ¿Como le explico que puede chupar todos sus juguetes todo lo que le de la gana, la comida, cubiertos, platos, o incluso no me importa que chupe el mando de la tele o alguna que otra cosa nuestra, pero que las zapatillas, zapatos o mi móvil no? XD Ultimamente he optado por "fuera de la boca, porque..." Intento esmerarme... pero vamos, es que como te quedas con la cosa de que no te entienden se hace más duro aún <.< Lo de enseñarle a bajar de los sitios yo también lo hice, desde que empezó a gatear sobre los 5 meses cada vez que se iba de cabeza de la cama o el sofa, le giraba y le ayudaba a bajar diciéndole que de culo mejor XD Y con 8 meses ya aprendió a hacerlo él solito la mar de contento :)

 

Publicar un comentario

En Mamirami nos encanta leerte, déjanos tu comentarios :)

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal