<data:blog.pageTitle/>

This Page

has moved to a new address:

http://www.mamirami.es

Sorry for the inconvenience…

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
Mamirami: Hola no, mamá: Los niños y las relaciones sociales.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Hola no, mamá: Los niños y las relaciones sociales.


Es un hecho recurrente que mi hijo no quiera trato con gente que no es de su entorno, que no son conocidos, y rechace sin dudarlo a todos los que, siendo desconocidos para él, se le acercan e intentan entablar algún tipo de conexión con él.

Nunca le obligamos a ser cordial y "amable", ni a dar besos a quien él no quiere, ni a entablar relaciones que no le convencen ni le apetecen, consideramos que el hecho de que sea pequeño no es una razón para pasar por alto sus sentimientos y exponerlo a entablar unas relaciones forzosas que a él no le salen de dentro.

Es muy habitual que la gente que no pertenece a los círculos de seguridad de mi hijo comenten lo "malo" que es por no querer darles un beso, lo "bobo que es este niño" que no quiere hablarme, o, incluso, "lo estúpido que es por no querer saludarme", sí, así como lo cuento... Y yo siempre contesto "Si él no quiere no hay que obligarlo ni a dar besos, ni a contestar, ni siquiera a saludar".

Me encanta la personalidad arrolladora que tiene mi hijo y en absoluto quiero cambiarla. Si su decisión es que los extraños tengan que ganarse su confianza ¿Quién soy yo para obligarlo a lo contrario? Además ¿No estamos constantemente alertando de lo importante que es enseñar a los hijos a dudar de los extraños?

Desde mi punto de vista, es primordial no querer cambiar la personalidad de nuestros hijos, no forzarle a ser sociable y dejar que él mismo decida cuándo es el momento de dar un beso o regalar un "hola".

El hecho de que sean pequeños no implica que no tengan voz ni voto y que no puedan decidir cómo quieren establecer y gestionar sus propias relaciones sociales.

Cuando a mi hijo le saludan o le hablan extraños, él con su manita me gira la cara la cara para que le mire y me dice "Hola no, mamá" y yo le contesto: "Si no quieres decir hola, hijo, no lo hagas". Y aunque la otra persona nos mire con cara de "qué estúpidos" yo me siento muy orgullosa de que mi hijo, con tan sólo dos años, sepa y quiera gestionar sus relaciones sociales, y ¿qué queréis que os diga?, el hecho de que rechace a los extraños me da mucha tranquilidad.

Me gusta mucho la frase "El qué quiera peces, que se moje el culo" pues aquí es lo mismo, el que quiera un hola o un beso que se lo trabaje, que los niños, por el simple hecho de serlos, no están obligados a besar caras ajenas, a decir un "hola" forzado ni a contarle "cuántos añitos tiene".

Yo soy una persona que siempre saludo, no sirvo para retirar la palabra a nadie. Soy fan incondicional del "gracias" y del "por favor" y los utilizo siempre con una sonrisas, pero no quiero imponérselos a mi hijo, quiero que él mismo vaya aprendiéndolos por sí mismo, a su ritmo. No olvidemos que la mejor escuela es la del ejemplo.

¿Os imagináis dando besos a desconocidos? ¿Contándole lo bien que te ha ido en el trabajo a personas que no conocéis y con la que no habéis tenido trato anterior? ¿O teniendo que saludar a todo el que se acerque a ti? Pues eso.

Etiquetas: , ,

23 comentarios:

A las 8 de noviembre de 2013, 11:38 , Blogger Jenni Peña ha dicho...

A sus pies señorita!!!
Estoy tan de acuerdo q contigo q ni yo musma lo hubiese dicho mejor.
Genial el ultimo ejemplo, con tu permiso comparto el post.

 
A las 8 de noviembre de 2013, 11:44 , Blogger debora hernandez delgado ha dicho...

Que empeño en hacer hipócritas a los niños desde la cuna! Yo tampoco obligo a los mío, me parece una falta de respeto total

 
A las 8 de noviembre de 2013, 12:00 , Blogger mavaca ha dicho...

Totalmente de acuerdo...y muy fuerte los comentarios de la gente...

 
A las 8 de noviembre de 2013, 14:23 , Anonymous Sara Benavent ha dicho...

Guau. Nunca había parado a pensar en eso como lo has hecho tu. Chapó. Mi hijo es muy sociable, demasiado. Se va con too quisqui y se deja besar y abrazar x todos. Él solito llama la atención del de delante o el de detrás en una fila esperando a algo sólo para que le digan cosas. Cuando tiene algún día tonto q no devuelve el saludo o no se muestra tan efusivo todos me dicen que seguro le pasa algo q no es normal... así q imagina q sociable es jajajaja
En cambio mi sobrina es como tu peque..

 
A las 8 de noviembre de 2013, 22:02 , Blogger La casa de la Lactancia ha dicho...

Opino lo mismo, y la verdad es que este tema es muy complicado, desde los 18 meses hasta los 3 años aproximados mi hijo decidió no dar besos ni saludos a casi nadie y con ello incluyo a familiares y personas cercanas, así que el tema pasaba por chantajes, cosa que me molestaba bastante hasta que dije que lo que se le prometiera al niño había que cumplirlo. Ahora tiene 4 años y es muy sociable, me sorprende muchas veces porque suele dar besos a todo el que se lo pide. Ellos deben decidir puesto que cualquier adultos decide a quien saludar y a quien dar besos, como dices aprenden con el ejemplo

 
A las 9 de noviembre de 2013, 15:39 , Blogger Zulema de Mamá es bloguera ha dicho...

Elena estoy totalmente de acuerdo contigo,yo tampoco he forzado nunca a mis hijos para ello, creo que es algo que debemos entender y respetar. Cada cual se relaciona con quien quiere,así será siempre. Curiosamente estoy viviendo este caso, te explico. La niña de una amiga tiene la misma edad de mi hijo, y actualmente tiene otra de tres añitos. Van al cole juntos, y ahora nos hemos quedado sin transporte escolar para volver a mediodía ya que tuvieron que adaptarlo al horario del comedor por normativa. Pues mi amiga y yo nos turnamos, ella les lleva al transporte por la mañana a los cuatro y yo a mediodía, ya que tengo coche, los recojo en el cole y los traigo a casa a todos. La pequeñita de tres años es un encanto,pero hiper tímida. Mira que tiene trato conmigo desde que nació, pero hay días en los que ni quiere hablarme, a veces porque le da como vergüenza y otras simplemente se le ve cansada y no le apetece, Yo no le insisto mucho, cuando sale le pregunto que qué tal su día y según su entusiasmo le doy más conversación y la dejo tranquilita. Eso sí, después cuando salen los mayores que lo hacen 10 minutos más tarde no veas qué cháchara se pega la enana jaja

 
A las 9 de noviembre de 2013, 16:33 , Anonymous Joyas de Plata - El Rincón de Mis Alhajas ha dicho...

Visto así, con ese último ejemplo, podría estar de acuerdo. Pero a mí sí me gusta al menos cuando le saludan diga hola. Yo soy de las que saludan a "cualquiera" que me dé los buenos días, le conozca o no...
Excelente reflexión, Elena.
Bss
Verónica

 
A las 9 de noviembre de 2013, 18:58 , Blogger Ana ha dicho...

Como siempre completamente de acuerdo !

Genial post!

Un beso

 
A las 9 de noviembre de 2013, 23:16 , OpenID laprincesitaaventurera ha dicho...

Buenas! :P Yo también estoy muy de acuerdo, y ya de primeras que tuve al niño tuve claro que una porra le iba a obligar a dar besos si el no quería. Yo lo he pasado mal de pequeña con eso, mi familia todavía día bromea con el "se me han acabado los besos" que decía de pequeña en las reuniones familiares, y aún hoy en día, que queréis que os diga, no soy una persona muy sociable ni me gusta tampoco hacer las cosas "porque toca" y a menudo me incomoda tener que saludar a la gente, y mucho más dar besos a desconocidos! Además, que lleguen a presentarme a alguien, un compañero de trabajo nuevo por ejemplo,y sólo por el hecho de ser mujer "lo normal" sea dar dos besos??? Por qué?? Al último le planté la mano y un apretón y gracias, que yo con un hola, encantada me hubiese quedado tan tranquila. Asi que con mi situación, muchísimo menos voy a obligarle al peque a hacer cosas que ni a mi me gustan!! Luego encima con los artículos que están saliendo últimamente con el tema de los niños y los "desconocidos" y los peligros menos aún. Así que como mucho si que le suelo decir "dile hola" pero vamos, que aún no habla XD a veces agita la manita como mucho. Y si cuando sea más grande me dice que no quiere, pues le diré que claro, que si no quiere nada. Lo que si que tengo ganas de ver como refrenar es la gente desconocida que se coge la confianza de hacerle carantoñas >< entiendo que vean un peque mono y simpático y les cause ternura, pero no me mola que vengan y le cogan o le toquen las manitas o le toquen las mejillas... a él no le molesta, suele reírse, o incluso es él el que intenta tocar a la gente, pero a mi si me incomoda :S Tampoco sé si es bueno pasarme, porque tampoco querría hacerle un asocial como yo XD Qué complicado...

 
A las 13 de noviembre de 2013, 17:39 , Anonymous lydia-padres en pañales ha dicho...

Pues haces bien y tu hijo igual. Cada uno aprenderá cuando y a quien saludar. Lo que me ha encantado es que te diga a ti que no digas hola a los extraños!!!

 
A las 22 de noviembre de 2013, 21:51 , Anonymous Maria Teresa ha dicho...

Excelente!!!! Me gustaria saber su opinión sobre la interacción entre niños.... Mi hija esta proxima a cumplir los dos años y no es muy dada con los niños contemporaneos, con los de 5 o 6 años le encanta jugar, pero a estos les fastidia la niña por ser muy pequeña y la pobrecita llora porque ellos no quieren jugar con ella. Es normal que quiera estar con los mas grandes?

 
A las 25 de noviembre de 2013, 12:52 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Muchísimas gracias preciosa :* Escribo lo que me sale del instinto, ya lo sabes :)

 
A las 25 de noviembre de 2013, 12:53 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Totalmente de acuerdo, ellos igual que nosotros, tienen sus ritmo y sus preferencias :)

¡Besotes!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 12:54 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Sí, muy fuertes y salidos de tono muchas veces... En fin, ya sabes que en esto de la maternidad muchas veces hay que hacer oídos sordos y pasar de todo ;)

¡Besotes!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 12:55 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Tú niño es sol, y ser muy sociable es tan válido y bueno como no serlo, hay que respetar las opiniones y el ritmo de cada niño. Seguro que las abuelas y toda la familia están encantados con que tu hijo sea tan sociable :)

¡Besotes!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 12:57 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

¡Los chantajes! Ainsss cuántas veces los veo como último recurso para "obligar" al niño a dar besos o abrazos, y yo pienso ¿No prefieres un beso o un abrazo natural que salga cuando él quiere que uno hecho de forma forzada que no siente? Y más, si los dejas seguir su propio ritmo no paran de sorprendernos... :)

¡Besazos!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 12:59 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

¿Sabes? Desde que leí tu comentario pienso mucho en la situación que me explicas, y es que me pasa que a veces cuando voy con gente en el coche, simplemente me apetece conducir o mirar por la ventana sin más, sin tener que mantener conversaciones forzadas típicas de ¿Qué frío hace hoy, no? y pienso que la niña que llevas tú debe estar encanta y muy cómoda con esa forma de tratarla respetando que si en un momento no la apetece, simplemente, no hable. Me encanta Zulema :)

¡Besotes :)!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 13:00 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Muchas gracias Verónica :) Yo la verdad es que preferir, también prefiero que salude, pero si no le apetece pues qué le vamos a hacer, otra vez será ;)

¡Besotes!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 13:00 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Mil gracias guapísima :)

¡Besotes!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 13:16 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

La frase de "se me han acabado los besos" es tan recurrente también por mi familia, sobre todo mi marido que de pequeño no daba besos a nadie y siempre usaba esa excusa ;) ahora mi hijo es exactamente igual, lo llevará en los genes me imagino xD Y sí, las "manos largas" de la gente que sueltan carantoñas y besos sin preguntar también es surrealista, a mí me ha tocado varias veces con mi hijo cuando era bebé y no me hacía ni pizca de gracia.

Sobre hacerle antisocial, yo no me preocuparía, cada niño tiene su personalidad y sólo hay que dejar que poco a poco a su ritmo la vaya descubriendo, además, no es nada malo ser un poco selectivo con nuestras relaciones sociales ¿No?

¡Un saludo!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 13:17 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

¡A veces son ellos los que nos dan las lecciones a nosotras ;)!

¡Saludos!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 13:18 , Blogger Elena Mamirami ha dicho...

Pues sinceramente no creo que sea un problema en absoluto, a mí siempre me ha gustado relacionarme con gente más mayor que yo, no sabría decirte por qué, pero siempre ha sido así. Si ella está más cómoda así ¿Cuál es el problema?

¡Saludos :)!

 
A las 25 de noviembre de 2013, 15:55 , OpenID planeandoserpadres.com ha dicho...

Yo creo que tienes mucha razón. A veces tratamos a los niños como objetos parlantes que deben socializarse a la fuerza con todo el que se topan, en lugar de considerarlos personas que tendrán sus preferencias a a hora de relacionarse con los demás.

 

Publicar un comentario

En Mamirami nos encanta leerte, déjanos tu comentarios :)

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal